CÓMO ES UNA SESIÓN DE SANACIÓN – REIKI

SESIÓN DE SANACIÓN

Una sesión de sanación dura aproximadamente 45 minutos. Antes de comenzar, el paciente cuenta los motivos físicos, emocionales, mentales… por los que asiste si así lo desea. En caso que prefiera no hacerlo, no es necesario.

Antes de empezar explico en qué consiste el tratamiento ya que muchas personas asisten por recomendación de terceros. En muchos casos no conocen prácticamente nada de la terapia en sí.
Lo primero de todo es conectarme con la Energía. Una vez estoy conectado, ésta fluye por mi cuerpo, entrando por mi coronilla y saliendo por las palmas de mis manos.
Comienzo trabajando la cabeza mediante distintas posiciones de manos. En estas posiciones se trabajan principalmente las glándulas pineal y pituitaria. La primera es la responsable de aislarnos de los procesos mentales conscientes. Esto ayuda al paciente a entrar en un estado de relajación favoreciendo el flujo de la energía por su cuerpo.
En qué consiste una sesión de Sanación

Cómo es una sesión de Sanación

La glándula pineal está conectada al sistema neuroendocrino-hormonal y nervioso, y emite la melatonina. Esta es la hormona encargada de regular los procesos del sueño. También favorece el desarrollo de nuestras defensas naturales al estar íntimamente ligada a nuestro sistema inmunitario.
La glándula pituitaria segrega la hormona del crecimiento, siendo por tanto la responsable de la multiplicación celular. De ella depende en gran medida nuestra vitalidad. Por lo tanto trabajarla durante la sesión de sanación aumenta la energía del paciente.
Seguidamente trabajo en la garganta para estimular la glándula tiroides que produce distintas hormonas responsables del crecimiento y el desarrollo. Éstas regulan el metabolismo corporal y la función de los órganos. Entre sus funciones están regular la frecuencia cardíaca, el nivel de colesterol, el peso corporal, el nivel de energía, la fuerza muscular, las condiciones de la piel, la regularidad menstrual, el tracto gastrointestinal, la memoria…
Pasamos a la zona del corazón. Aquí lo que se trabaja fundamentalmente son las emociones y los sentimientos. Todo aquello que nos afecta en nuestra vida. Tales pueden ser el amor, el miedo, la rabia, la tristeza… Es aquí donde residen aquellas emociones que son el origen de nuestros problemas. Por ello es muy importante trabajar esta zona y liberar todo aquello que nos aflige. Hay personas a las que al trabajar esta zona, les afloran estas emociones y consiguen a través del llanto, de hablar sobre ellas… liberar gran parte de la carga que llevan.
Lo siguiente a trabajar son la zona alta y baja abdominal. Aquí fluye la energía inundando los órganos cercanos (estómago, aparato intestinal, hígado, páncreas, bazo, útero…). Esta zona es el centro de la energía de nuestro cuerpo, por lo que es fundamental equilibrarla durante el tratamiento.
Continuamos en la zona del perineo (se trabaja sin contacto físico), las rodillas (reservorio de energía) y tobillos.
Las personas que no tengan imposibilidad, se tumban boca abajo para trabajar la zona posterior. Empezamos en la zona cervical para ir bajando por la espalda. Es importante el trabajo sobre las glándulas suprarrenales donde se almacena la energía que distribuyen por todo el cuerpo. Seguimos pasando por las caderas, corvas y terminamos en las plantas de los pies.
El tratamiento expuesto no es estricto. Las posiciones varían en función de las dolencias del paciente, pudiendo incidir más en unas que en otras. Incluso se pueden trabajar otras posiciones de manos específicas.
He incidido en la parte física del cuerpo, pero es más importante cómo actúa la energía sobre nuestro cuerpo etérico. Es en éste donde se originan nuestros problemas y con el paso del tiempo acaban reflejándose en el cuerpo físico. Éstos se manifiestan en forma de enfermedades o dolencias de distinto tipo. Por ello el tratamiento actúa desbloqueando las zonas del cuerpo etérico en las que la energía no fluye con normalidad para equilibrar todo nuestro sistema energético incidiendo después en la parte física.
Una vez terminada la sesión de sanación, comentamos las sensaciones que ambos hemos tenido durante ella y cómo el paciente debe actuar tras la misma para que todo lo que se le ha movido le ayude a sanar sus dolencias.
Suelo recomendar realizar 3 sesiones durante las primeras 3 semanas para equilibrar las energías. Esto depende de cómo se encuentre el paciente y de cómo experimente los cambios que se producen tras las sesiones. El paciente siempre decide si quiere volver o no, porque el tratamiento le ayuda pero es él, el que después tiene que hacer un trabajo de introspección y descubrir el origen de lo que le produce su estado y qué debe cambiar para sanar.
Me gusta mantener el contacto para conocer la evolución del paciente. Qué ha sentido los días posteriores de la sesión de sanación y cómo se siente. Entre sesión y sesión, si lo necesita, también suelo hacer tratamientos a distancia para ayudarle en ese período de cambio.

TESTIMONIOS

RESERVA UNA SESIÓN

Reiki, Sanación Chrística, Registros Akáshicos, Péndulo.
Sesiones a domicilio en Madrid y en diversos centros en los barrios de Salamanca, Malasaña, Lavapies y Alcobendas, y también a distancia
RESERVAR CITA
2018-04-19T10:07:05+00:00

6 Comentarios

  1. tomas 08/12/2016 en 18:47 - Responder

    Se puede tratar el asma intrinsico?

    • Emilio 09/12/2016 en 10:09 - Responder

      Hola Tomas, este tipo de asma no está relacionado con reacciones alérgicas como sabrás. No he tratado ninguna persona con esta enfermedad, pero como cualquier otra puede tratarse. Lo más importante es identificar qué emoción la ha causado, trabajar con ella, liberarla y después será posible la sanación.
      Es un trabajo conjunto del terapeuta y del paciente.

  2. Pilar 02/09/2017 en 08:04 - Responder

    Tengo una prótesis en la cadera derecha a los 6 meses me dieron un pequeño golpe por detrás en el coche , a raíz de esto comencé a sentir dolores en la misma pierna operada (drcha) con el paso del tiempo y después de varias pruebas , se me diagnóstico , una denervacion del nervio ciático entre l5-s1 , llevó así 3 años largos , el nervio ciático esta totalmente comprometido , con las consecuencias que esto tiene , el dolor que yo siento es inenarrable , absolutamente incapacitante ,sin descanso , sin poder estar de pie , sentada o tumbada , llevó tomando medicamentos muy fuertes , como gabapentina , morfina , y otros muchos que he tomado y nada me hace el más mínimo efecto , estoy esperando que el cirujano valore una intervención en las dos vértebras para liberar el nervio ciático , pero después de tantos años con tanto dolor , no se si lo harán .
    Con sus técnicas podrían quitarme el dolor y separar las vértebras que lo comprimen ?
    Quedó en espera de su respuesta
    Un saludo
    Gracias

    • Emilio 03/09/2017 en 17:58 - Responder

      Hola Pilar.
      Tras un dolor físico se esconde siempre una emoción que lo causa. Es fundamental para eliminar el dolor, conocer esa emoción que lo generó.
      No puedo asegurarle que Reiki pueda eliminar ese dolor. En lo que le ayudaría es en identificar porqué se origina, y a partir de ahí, habría que trabajar para conseguir su objetivo.
      Le invito a que reflexione acerca de la rabia. ¿Algún hecho del pasado o persona de su vida, le genera una situación de rabia?
      También hágalo sobre la relación con su padre.
      Reciba un abrazo y espero poderle haber ayudado.

  3. Adrián 15/03/2018 en 18:16 - Responder

    Estoy bastante interesado en este asunto.

    • Emilio 15/03/2018 en 19:06 - Responder

      Hola Adrian. Coméntame en qué estás interesado o si lo prefieres enviame un correo desde la página de Contacto.

      Un saludo, Emilio.

Deje su comentario